Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 mayo 2009

kishori

Extracto del libro de Kishori Aird, editorial Vesica Piscis.

La autora ha desarrollado una serie de protocolos, explicados en el libro, para reactivar todas las hélices del ADN y recuperar nuestro poder personal. De estructura sencilla y lenguaje ameno, supone una aportación importante que se suma a otros autores y terapeutas en la revolución en el campo del desarrollo de la conciencia en relación con la estructura del ADN.

La actual agenda planetaria consiste en recuperar nuestra soberanía y acabar con la polarización dual. Ésta significa inevitablemente una fuerza creadora negativa en alguna otra parte. Debemos dejar de favorecer a una sola polaridad por encima de la otra e ir más allá tanto de la polaridad positiva (luz) como de la negativa (oscuridad). En el transcurso de nuestra evolución, ahora hemos llegado al punto en que debemos integrar ambas polaridades.

En efecto, nos hallamos en un estado de constante lucha entre la luz y la oscuridad, lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo. (…) Vamos constantemente de una polaridad a otra.

El único modo de detener esta incesante oscilación es hallarse en la frecuencia de amor en el Punto Cero. (…) El “programa de amor” es un programa importante entre otros muchos que han sido desactivados en nuestro ADN. Esta frecuencia de amor o, como tal vez debería decir, este estado de amor no tiene nada que ver con los bombones del Día de San Valentín (…) ni con el amor que siento por mi hermana, por ejemplo. El estado de amor constituye un espacio situado más allá de las polaridades positiva o negativa. En este espacio el bien y el mal, la luz y la oscuridad, lo correcto y lo incorrecto y todas las demás expresiones de dualidad coexisten en un punto de equilibrio denominado el Punto Cero. Este punto no es un estado neutral. El Punto Cero no es estático: es multidimensional, se halla en continuo movimiento y en medio de un perpetuo cambio. El Punto Cero está constantemente en movimiento porque la fuerza positiva de la luz y la fuerza negativa de la oscuridad cohabitan sin anularse la una a la otra aun cuando muestren polaridades opuestas.

El mejor modo de visualizar dicho punto es imaginar un globo leno de agua, flotando en medio del océano, dandovueltas y rodando en todas direcciones debido a los cambios climáticos y al movimiento de las olas. El Punto Cero se encuentra situado en medio de este globo. El núcleo del mismo se halla siempre equilibrado a pesar de toda la turbulencia externa.

(…) En el Punto Cero la fuerza positiva demuestra ser óptima porque su potencial se halla activado por la presencia de la fuerza negativa correspondiente, manteniéndose ambas cargas en perfecto equilibrio. Dicho esto, puede imaginarse que dos fuerzas contrarias puedan coexistir en el mismo espacio sin tener que unirse nunca, al igual que los polos norte y sur de un imán.

(…) Cuando realizamos una tarea polarizados, creamos simultáneamente lo contrario. (…) Nuestros logros requerirán más tiempo, más energía y más tensión de los necesarios. Puede que sea posible también que el resultado final, a pesar de ser aceptable, nos resulte personalmente inadecuado.

(…) El Punto Cero significa conocer los límites que tenemos como humanos y aceptarlos con amor. Cuando unimos la luz y la oscuridad podemos gozar de enormes, extraordinarias y poderosas experiencias que resultan, simultáneamente, tanto cómodas como tolerables porque dicha unión es pertinente y genera amor. (…) Alcanzar el Punto Cero genera un estado de tranquilidad y bienestar que da la sensación de no requerir ningún esfuerzo.

Cuanto más elijamos hallarnos en el Punto Cero más probable será que variemos el alcance de nuestras experiencias y experimentemos nuevos etados emocionales. Este modo de pensar incluye una mayor libertad y una sensación de amor. El arco iris de experiencias que colorea nuestro mundo en el Punto Cero ¡es mucho más diversificado que el blanco, negro y gris al que hemos tenido acceso hasta ahora! De pronto estamos accediendo a nuevos datos, teniendo nuevas experiencias y logrando mayores cosas.

(…) En el Punto Cero no nos desprendemos de nada: al contrario, tratamos de mantener dos polaridades distintas en el mismo espacio.

(…) Otro error común con respecto al estado de amor en el Punto Cero es la creencia de que éste significa no marcarse límites y estar al servicio de todo el mundo.

(…) La pregunta es: ¿Cómo alcanzamos o nos aproximamos a dicho punto? Trabajando con la intención. Por ejemplo, cuando se levante por la mañana puede declarar la siguiente intención: “Hoy elijo estar en el Punto Cero aun cuando no sepa cómo.” También podría practicar el poner todos sus incidents cotidianos en el Punto Cero.

(…) Comenzando con estos pequeños acontecimientos cotidianos acumulará experiencias en el Punto Cero. Una vez que haya acumulado las suficientes descubrirá un nuevo modo de vida y, en lugar de regirse por viejos programas, comenzará a tener experiencias más originales.

Se sentirá reabastecido cuando se dé la oportunidad de sentir el enojo y el placer como experiencias separadas pero simultáneas. Es a este campo, creado por las dos fuerzas contrarias y coexistentes, a lo que nos referimos como Punto Cero.

(…) Debemos situar también los resultados de nuestros esfuerzos en el Punto Cero. (…) Situar algo en el Punto Cero y esperar. Mientras aún no se haya encontrado una solución creativa a un problema que hayamos decidido situar en el Punto Cero, debemos mantener juntas ambas fuerzas, una en presencia de la otra, sin soltar ninguna de las dos.

Anuncios

Read Full Post »

persistencia

Firme continuidad en un curso de acción

a pesar de oposición  o dificultades.

Mantener la vista en el objetivo

Mantener alta mi vibración es mi compromiso

y mi responsabilidad.

Fe en que el resultado será el correcto.

Hacer cuanto puedo y confiar

en que pertenezco a algo más grande:

Cuanto soy, cuanto hago,

cuanto anhelo, cuanto percibo

y cuanto no percibo…

Soy una pequeña pieza más del puzzle,

este gigantesco puzzle que formamos todos.

Read Full Post »