Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Citas’ Category

Nick Arandes ofrece aclaraciones sobre los distintos pasajes de UCDM (Un Curso de Milagros) y responde preguntas que se le hacen sobre nuestras situaciones cotidianas, conectándolas con las enseñanzas del Curso. Usa un lenguaje sencillo, es ameno e inspirador.

Puedes buscar sus numerosos videos en Youtube sobre este tema (a veces con Susana Ortiz o Jorge Lomar, en quienes también he encontrado verdaderas fuentes de inspiración y aclaración en este camino) y también en su blog: NickArandesBlog.com

Para más información ver su web: Nick Arandes

webnickarandes

Extractos de algunos comentarios (y citas de UCDM):

La gente dice que quiere “sanar” pero su concepto de sanar es mantener su identidad como ego (ser humano separado) solo que mas “cómoda.” Quieren seguir manteniendo su identidad como un individuo separado en un mundo de separación solo que manteniendo los apegos a las cosas que les gustan y dejando a un lado o evitando lo que no les gusta sin tomar en consideración de que este mundo fue fabricado o proyectado a raíz del miedo.

Por algo el curso me recuerda:Los sueños que te parecen gratos te retrasarán tanto como aquellos en los que el miedo es evidente. Pues todos los sueños son sueños de miedo, no importa en qué forma parezcan manifestarse. El miedo se ve adentro o afuera, o en ambos sitios. O puede estar oculto tras formas agradables. Pero nunca está ausente del sueño, pues el miedo es el elemento básico de todos los sueños. T-12.IV.2:1-5

 

Esta es una sugerencia que el curso te ofrece: El Espíritu Santo sólo te pide este pequeño favor: que cada vez que tus pensamientos se desvíen hacia una relación especial que todavía te atraiga (tentación, algo que crees te causa placer), te unas a Él en un instante santo y ahí le permitas liberarte. Lo único que necesita es que estés dispuesto a compartir Su perspectiva, para que Él te la conceda en su totalidad. Y no tienes que estar completamente dispuesto porque Él lo está. Su tarea es expiar tu renuencia mediante Su perfecta fe, y es Su fe la que tú compartes con Él en el instante santo. Como resultado de reconocer que no estás dispuesto a ser liberado, se te ofrece la perfecta buena voluntad de la que Él goza. lnvócale, pues el Cielo responde a Su llamada. Y permítele que Él invoque al Cielo por ti.” T-16.VI.12:2-7

No obstante no podemos negar eso que estamos sintiendo. Pero si podemos tomar consciencia de que eso que sentimos no tiene nada que ver con esa “persona” o con nada del mundo pues como el curso muy bien nos recuerda, “nunca estoy disgustado por la razón que creo. W-pI.5. Puedes utilizar esa misma lección con cualquier cosa que sientas como “nunca estoy excitado por la razón que creo,” “nunca estoy atraído por la razón que creo,” “nunca estoy resentido, triste, etc., por la razón que creo.”

Y si en presencia de alguna persona sientes esas sensaciones de placer sabes que está el ego por ahí utilizando esas imágenes para mantenerte distraída de la Verdad. Si de lo contrario sientes paz y felicidad, recuerda que esas sensaciones están en ti, y por alguna razón esa persona sirvió de espejo para reflejar lo que ya está en ti, solo que como estamos operando a través de una creencia de carencia, inmediatamente asumimos que nos sentimos así porque esa persona está en nuestra vida. Eso se le achaca mucho a un gurú o cualquier figura “espiritual” que sintamos nos cause ese efecto y por lo tanto los seguidores no pueden vivir sin su gurú o su líder “espiritual”. Y si es una pareja, cuando ya esa persona no puede cumplir con el papel de “llenarnos” o “satisfacernos”, de “hacernos felices” como al principio que nos conocimos, entonces buscamos la próxima pareja u objeto para llenar ese vacío.

 

Si quieres seguir soñando te tendrás que adherir a las consecuencias. Pero si eliges al Espíritu Santo, tendrás la oportunidad de que haya un cambio de percepción en ti de manera que el sueño dejará de ser una distracción. Inclusive, puedes disfrutar del sueño sin culpa solo que sin el poder que le hablas otorgado para quitarte tu paz. Y no tienes que preocuparte por lo que hagas o no hagas, o por lo que sientas o no sientas, simplemente aprovecha cada oportunidad para continuar practicando el perdón y en su debido momento entenderás cuando se te recuerda: “Hay una manera de vivir en el mundo que no es del mundo, aunque parezca serlo. No cambias de apariencia, aunque sí sonríes mucho más a menudo. Tu frente se mantiene serena; tus ojos están tranquilos.“ W-pI.155.1:1-3

 

El próximo 23 de mayo Nick Arandes impartirá en Tenerife dos cursos, tal como se informa en su página de Facebook y en su blog:

CursoNick

Anuncios

Read Full Post »

Read Full Post »

Naturaleza

Read Full Post »

Cámara de silencio

Read Full Post »

LA RELACION SANTA

Por Rosa Maria Wynn

http://www.rosamariawynn.com

Artículo propuesto por Fernando String extraído de grabaciones realizadas en seminarios de Un Curso de Milagros conducidos por Rosa Mª Wynn.

Lo fundamental del Curso como filosofía, sería el Perdón, la expiación, pero la relación santa es la espina dorsal como método de trabajo. Es donde realmente podemos trabajar los principios que indica el curso.

Una relación santa no esta supeditada a la forma que tenga, eso puede cambiar, no importa que sea nuestro padre, nuestra pareja, un compañero…. Se realiza con una persona que elegimos, una persona que realmente nos importa. Lo más importante que podemos hacer aquí es dar honor a los otros, a nuestras relaciones, a nuestros padres, a nuestros hijos, la familia es Sagrada.

Tenemos que entregar esa relación en nuestra vida deliberadamente. “Esta relación te la entrego Padre ” y que su único propósito sea para el beneficio de los tuyos.

Y no vale que sea contigo mismo, ha de ser con el que aparentemente es otro. Finalmente esa persona es tú mismo, es tu espejo. La mayor parte de las veces no podrás ver al otro con los ojos de Cristo, especialmente cuando está en su ego o te está atacando, entonces lo único que quieres es salir corriendo, atacar o esperar para atacar mas tarde.

La relación santa se hace en un momento de cordura, en un momento en el que estas conectado con Dios en el que te das cuenta que lo único que tiene sentido es tu relación con Dios, lo que es de dios, lo que es divino. Cuando alguien nos ataca nos vemos dominados por nuestra ira, por nuestra rabia.

Es un convenio, una promesa que haces con el espíritu, no con la persona. Entregamos una RELACION. No importa si tu pareja está o no en esto, es tu compromiso con el espíritu. Sería mejor que ambos se comprometieran en una relación santa porque así los dos reman en la misma dirección, pero no es necesario, solo se requiere uno que diga al Padre: “Voy a amar a este hermano como tu quieres que yo ame”.

Y el único amor que es real aquí es el amor de Dios y nosotros tenemos que hablar como ama Dios. Nuestra palabra no vale mucho, damos nuestra palabra y al día siguiente la cambiamos Sin embargo nuestra esencia es puramente íntegra y esa compromiso con Dios, lo vamos a cumplir.

Finalmente lo que aprendemos con esa relación santa lo trasladamos a todas nuestras relaciones. Llegara un momento en el que lo único que nos satisface es tener una relación santa.

El propósito de la Relación santa es que retomemos la manera en que nuestro padre quiere que nos relacionemos los unos con los otros.
Leer más: http://www.terra.es/personal5/www.psikologia.com/rosa.htm

¿Es verdad que necesito tu Amor?

Las relaciones fracasan cuando están basadas en necesidad, en lugar de amor

Una de las áreas de mas conflicto y sufrimiento humano es la de las relaciones, tal vez es esta precisamente la que nos roba mas energía y mas felicidad.

A diario gastamos tantas energías tratando de agradarles a otros, tratando de obtener reconocimiento aprobación y amor que rara vez nos damos el privilegio de conocernos a nosotros mismos.

Si tan solo dedicáramos estas energías a algo más productivo como construir nuestra autoestima o enfocarnos en nuestras metas, la vida sería más sencilla y avanzaríamos mas rápido.

Lo irónico del caso es que entre mas amor buscamos y entre más nos esforzamos por caerles bien a los demás, menos obtenemos aquello que andamos buscando.

Tal vez sepas de lo que estoy hablando, incluso quizá hayas sido testigo de que esto sucede hasta en los trabajos, hay gente que se mata por ganarse al jefe y trabaja horas extras, apoya en todo lo que puede y hace mas de lo que le toca y de pronto un día lo despiden… y le dan su puesto al sobrino del gerente.

¿Cuántos casos de este tipo hemos visto?

Y lo mismo sucede en las relaciones de pareja. Y es que desde la infancia nos hacen creer que no estamos “completos”, y que solo somos la mitad de alguien… que solo somos una triste e inválida media naranja que no sirve para nada si no tiene a su “otra mitad”

Con esto no quiero decir que lo ideal sea estar solos sino que es precisamente la aprehensión que tenemos a “completarnos” la que nos hace actuar con demasiado apego, celos, inseguridades, miedo, desesperación y que al final de cuentas termina destruyendo de manera fatal el amor, o termina dejándonos como temíamos… solos.

El amor verdadero nunca ata u obliga por el contrario, busca sinceramente la felicidad del otro como si fuera la suya propia.

Cuando las relaciones están basadas en necesidad siempre somos muy exigentes, porque necesitamos que nos apapachen, nos cuiden, nos sean leales, nos quieran, nos den, cambien para satisfacernos e imponemos una serie de exigencias sobre nuestra pareja que terminan por cansarla.

Un curso de milagros dice:“Una relación no santa se basa en diferencias y en que cada uno piense que el otro tiene lo que a el le falta. Se juntan, cada uno con el propósito de completarse a sí mismo robando al otro, siguen juntos hasta que piensan que ya no queda mas que robar y luego se separan”

“Una relación santa parte de una premisa diferente. Cada uno ha mirado dentro de sí y no ha visto ninguna insuficiencia. Al aceptar su compleción, desea extenderla uniéndose a otro tan pleno como él.

El amor real es el que está en el corazón de todas las relaciones. Ese es el amor de Dios, el cual no cambia con las formas ni con las circunstancias -Mariane Williamson—-(autora del libro Volver al amor)

Leer más: http://www.laboratoriodesuperacion.com/amor.htm

Read Full Post »

Conferencia en Barcelona:

Parte 1

El poder del ahora

Read Full Post »

Extraído de la revista Psicología, sección “El placer de vivir”:

“ACEPTA LAS LEYES DEL UNIVERSO”

¿Sabías que humanistas de la talla de Tertuliano, Leonardo Da Vinci o Carl Jung son algunos de los muchos personajes ilustres adscritos al Hermetismo? Se trata de una corriente filosófica basada en la aceptación de las siete grandes leyes del cosmos

El universo está regido por una serie de leyes que muchos ignoramos. Los filósofos herméticos dieron con siete de estas leyes que reunieron en el Kybalion. Conocerlas y ponerlas en práctica puede ayudarnos a fluir en mayor armonía con el cosmos y a conseguir que nuestros objetivos vitales puedan materializarse.

LEY DEL MENTALISMO.

Muchas veces hemos escuchado que todo está en la mente. Esto lo tuvieron muy claro los filósofos herméticos a la hora de desarrollar la primera de sus leyes: “Todo es mente, el universo es mental”.

La clave de esta ley se basa en que el universo se encuentra creado de la misma materia que nuestros pensamientos. Esta materia posee distintas densidades vibratorias, según las cuales crearemos nuestra propia realidad. A través del deseo, vamos, casi siempre inconscientemente, diseñando nuestras vidas.

Pero ¿qué ocurriría si dejásemos de desearlo de manera inconsciente? Si no crees en la posibilidad de conseguir algo, ese algo no será posible. Sin embargo, si crees que es posible y pones de tu parte para que lo sea, enviarás al universo una señal clara, y éste lo atraerá.

Toma nota y actúa

Imagina claramente lo que quieres conseguir. Visualízalo con la mayor cantidad de detalles que te sea posible, no te autocensures y piensa en lo que quieres y en cómo sería tenerlo.

Intenta sentirte como si lo tuvieras.

Cuanto más detallada sea la visualización, más fácil te resultará sentirlo.

No realices ninguna contra creación.

Hay una parte de nosotros que se empeña en boicotearnos y, en cuanto comencemos a pensar o a decir que no es posible, no lo será.

LEY DE CORRESPONDENCIA

“Como es arriba es abajo” o “Lo semejante atrae a lo semejante”. Estas afirmaciones derivan de la ley de correspondencia. Nuestro mundo interior se encuentra unido con hilos invisibles a nuestro universo exterior. Por tanto, atraemos las cosas que están en sintonía con nosotros.

Todo tiene relación, cualquier cambio que se produce en nuestro interior se manifiesta en el plano físico y viceversa. Por ello cambiar nuestra actitud interna hace que en nuestra vida comiencen a suceder cosas diferentes.

Toma nota y actúa

Mira tu vida detalladamente, como si fueses un observador externo, y toma conciencia de lo que estás atrayendo: personas, cosas, situaciones… Luego, analiza las semejanzas.

¿Por qué no ir de fuera hacia dentro?

Comienza ordenando tu espacio, tu armario, tu mesa de trabajo… Pinta tu casa con colores que te gustan, vístete de manera alegre y arréglate aunque sea para estar en casa. Pon flores, música, fotos o cuadros que te gusten, y observa cómo estos cambios afectan a tu estado de ánimo.

LEY DE VIBRACIÓN

Somos energía y estamos creados de las mismas partículas energéticas de las que se compone el universo. Toda esta energía no puede permanecer inmóvil; todo se mueve, todo vibra. Nuestros sentimientos, pensamientos, deseos y acciones emiten una determinada frecuencia vibratoria.

Nuestros estados de ánimo están en sintonía con nuestras vibraciones y, según sean, atraeremos las cosas que están en la misma frecuencia vibratoria.

Determinados estímulos externos como la música o los colores afectan a nuestro nivel vibracional y, por tanto, a nuestro estado de ánimo. Lo mismo ocurre con nuestras palabras: cuando hablamos con el corazón y realizamos comentarios positivos nos sentimos de una manera muy diferente a la que experimentamos cuando insultamos a otros o les mentimos.

Toma nota y actúa

Observa tu relación con los demás y también con lugares, y descubre qué y quiénes te hacen sentir mejor y, por el contrario, qué factores te bajan la frecuencia. Mantente cerca de aquello que te produzca un mayor bienestar, y evita personas, lugares o situaciones que te absorban tu energía. Si por alguna razón no puedes apartarles de tu vida, estate muy atento a tu vibración en su presencia y mantenla lo más alta posible.

Mantén tu vibración en armonía, sin demasiados altibajos. Intenta que tus pensamientos, acciones y emociones se encuentren alineados; es decir, que sean coherentes. En ocasiones lo que decimos no está en sintonía con lo que pensamos y menos aún con lo que hacemos, y esto nos produce escapes energéticos que nos hacen vibrar de manera discordante.

LEY DE POLARIDAD

Vivimos en un universo dual: no hay luz sin oscuridad, vida sin muerte, ni alegría sin tristeza. Los opuestos no dejan de ser la misma cosa; simplemente cada uno se encuentra en un lado de la escala vibratoria: el calor y el frío son lo mismo, pero manifestado en diferente grado.

Y por esta misma ley, todo es susceptible de ser transmutado a su opuesto: simplemente cambiando su polaridad.

Toma nota y actúa

Siguiendo los ejercicios que hemos mencionado antes, podemos modificar la polaridad de muchas situaciones.

En nuestra vida cotidiana también observamos esta ley recurriendo de nuevo a la sabiduría popular: “Los polos opuestos se atraen”. Si los contrarios logran complementarse, el equilibrio está asegurado.

LEY DEL RITMO

El universo funciona de la misma manera que un péndulo: todo fluye y refluye, todo asciende y desciende. La oscilación pendular se manifiesta en todas las cosas. La medida del movimiento hacia la derecha es la misma que la de la oscilación a la izquierda; el ritmo es la compensación. La ley del ritmo es bastante sencilla de observar en la vida cotidiana. Nuestros biorritmos se basan en las horas del día en las que estamos más lúcidos y en las que estamos menos, según vayan fluctuando nuestras energías vitales.

Muchas personas tienen un mes en el año en el que, por alguna razón, parecen salirles mejor las cosas, o un día de la semana en el que tienden a irles peor.

Toma nota y actúa

Escoge un periodo de tiempo de observación, como mínimo una semana, y elige cuatro o cinco momentos del día; por ejemplo, al levantarte, a media mañana, después de comer, a media tarde y antes de acostarte. Anota en tu cuaderno de campo tu estado físico (energía), tu estado de ánimo (emociones) y tu estado mental (agilidad de pensamiento). Después, podrás extraer conclusiones sobre tus ritmos y modificarlos de la manera que estimes oportuno.

Si en tu vida se repiten ciertos ciclos (desengaños amorosos, enfermedades o pérdidas de dinero), también debes hacer un registro y hallar el ritmo con el que ocurren, para proceder a romperlo mediante tu cambio de actitud cuando vuelvas a encontrarte con la situación.

LEY DE CAUSA-EFECTO

Toda causa tiene su efecto y todo efecto tiene su causa. Esta ley se relaciona con el efecto mariposa, que viene de un antiguo proverbio chino, según el cual “El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Por ejemplo, si soltamos una pelota sobre la arista del tejado de una casa varias veces, pueden producirse pequeñas desviaciones en la posición inicial que hagan que la pelota caiga para un lado o para el otro, y el resultado final será diferente. Así, lo más nimio tiene un efecto y, al estar todo conectado, revierte en todas partes.

El universo físico es como una especie de universidad a gran escala, en la que debemos aprender sobre la vida. En muchas ocasiones la única vía de aprendizaje es la observación y la experimentación.

Toma nota y actúa.

Haz un listado de los problemas que más te atormentan y busca la causa. Actuando sobre ella, lograrás que los efectos varíen considerablemente.

LEY DE GENERACIÓN

En el universo todo tiene un género: tiene sus principios masculino y femenino, y se manifiesta en todos los planos. La fusión de estas dos polaridades energéticas es lo que genera la vida. Los antiguos taoístas conocían estas dos polaridades como el yin y el yang. El yin está relacionado con lo femenino y el yang con lo masculino. En cada uno de nosotros fluyen ambas energías y para que nuestro cuerpo y nuestra energía funcionen en buena sintonía deben estar equilibradas. Todas las técnicas taoístas ayudan a equilibrar estas fuerzas, pero la más eficaz es la meditación dinámica O Kuni.

Toma nota y actúa

En la página web www.polarizacionenergetica.com podrás encontrar las claves de esta meditación. Practicarla te ayudará a equilibrar tu energía y a sanarte.

(Almudena Martín).

Crucedecoordenadas: Para mayor profundización leer el Kybalion

Read Full Post »

Older Posts »